Dónde está enterrada Isabel la Católica

Dónde está enterrada Isabel la Católica

Granada, ciudad “a la que quiero más que a mi vida”

Primera tumba de Isabel la Católica

Foto de http://megustagranadamegusta.blogspot.com.es/

Isabel la Católica está presente por toda la ciudad de Granada. Desde la Plaza que lleva su nombre hasta la figura que corona el teatro. Actualmente, su cuerpo descansa en la Capilla Real de Granada, adosada a la Catedral. Pero este no fue el primer sepulcro de la reina.

Patio del Parador de San Francisco

Patio del Parador de San Francisco

Isabel la Católica estuvo enterrada en el convento de San Francisco hasta 1521. Este antiguo convento que los franciscanos poseyeron en el interior de la Alhambra, fue primero palacio nazarí y es actualmente el Parador nacional de San Francisco. Pero este fue solo un enterramiento provisional. Estaba aguardando a que se concluyera la cripta que alojaría los restos mortales de ella y su marido, Fernando II. Se cumplía así su deseo expreso de permanecer por siempre en Granada, ciudad “a la que quiero más que a mi vida”, tal y como dejó escrito.

Tras el traslado, yace todavía la lápida que atestigua el tránsito de una reina devota incluso hasta en sus horas postreras. La inscripción “la reina Isabel la Católica estuvo aquí sepultada” se puede leer en el suelo del bello patio andalusí.

El Convento de San Francisco fue erigido por la misma reina en 1492. Mantuvo inalterada buena parte de su primitiva construcción árabe que estuvo al borde de la desaparición al dejar de pertenecer a los monjes franciscanos. Transformado en Parador Nacional, conserva los mocárabes originales, el aljibe primitivo de este parador-museo, además de formidables jardines que ofrecen una insólita y privilegiada visión de la Alhambra que se extiende a sus pies.

Puerta del parador de San Francisco

Puerta del parador de San Francisco

Para conocer más detalles al respecto:

Patronado de la Alhambra

Legado Nazarí

Me gusta Granada

Tripadvisor ofrece muchas imágenes e impresiones de los viajeros que han visitado tanto el parador como el primer sepulcro