Calles insólitas de Granada

esquina calle niños luchando

Foto: Mª Amelia Brenes

Cualquiera que visite la Granada se quedará sorprendido con los nombres de algunas calles. Muchos se detendrán mirando y preguntándose quién será el niño del royo, qué querrá decir Ecce Homo o si Postigo Velutti tendrá algo que ver con el famoso castrati italiano.

La calle de Niños Luchando está situada en el centro de Granada, cerca de Plaza de derecho, del conservatorio y por debajo de Gran Vía. Tiene un nombre que no pasa inadvertido, tal como sucede con su historia. Pese a estar en todo el meollo es un callejón en la trasera del Convento de la Encarnación, siendo por tanto poco transitado. Como curiosidad, es un callejón que tiene un almacén en el que guardan especias para su posterior venta en las tiendas de la Catedral y alrededores y que, por tanto, en los días de calor en los que los olores se dilatan huele a tés, a canela, a frutas confitadas y todos los mejunjes que se infusionarán.

Ahora, te detengas por el olor o te detengas por el nombre, te preguntas por la historia.

Dos niños se peleaban en el callejón, dando uno de ellos contra una pared. Tal fue la fuerza del empujón que cayó el tabique y tras este los niños se encontraron entre los cascotes un saco lleno de monedas de oro y plata. El padre, en agradecimiento, mando a poner en la fachada un bajorelieve de los niños luchando, convirtiéndose así con el paso de los años en el nombre de la calle.

En la página Granada y media encontramos otras posibles hipótesis sobre el nombre y la historia; en Granada Hoy también hablan de algunas calles con nombres de calles entre las que esos Niños luchando no pueden faltar.